jueves, 31 de marzo de 2016

Weekly Shonen Jump #18 de 2016 (4 de abril)

http://i.imgur.com/fGPGuNl.jpg
 
1. One Piece (Portada de la revista y páginas principales a color) #821
2. Boku no Hero Academia #85
3. Boku no Hero Academia Smash!! (Capítulo especial de la Jump+)
4. Black Clover #56
5. Haikyû!! #200
6. Assassination Classroom - Bangaihen (Capítulo 1 de 4 especiales)
7. Mononofu #28
8. Samon-kun wa Summoner #27
9. Sousei no Onmyouji (Páginas a color, capítulo especial de 32 páginas de la serie de la Jump SQ por el estreno de su Anime)
10. Yuragi-sou no Reina-san #9
11. World Trigger #138
12. Sesuji wo Pin! to Kyougi Dance-bu e Youkoso #45
13. Hinomaru Zumou (Bangaihen)
14. Hinomaru Zumou (Páginas a color) #91
15. Shokugeki no Souma #161
16. Kimetsu no Yaiba #8
17. Kochikame #1930
18. Toriko #365
19. PSI Kusuo Saiki ##190
20. Gintama #582
21. Nisekoi #212
22. Bleach #668
23. Isobe Isobee Monogatari #118


Semana llena de capítulos especiales: Boku no Hero Academia, Hinomaru Zumou, y el primero de los cuatro de los que va a constar la nueva historia de Assassination Classroom. Junto a ellos, el especial de Sousei no Onmyouji para promocionar su anime. Entre todas estas novedades tenemos el primer rankeo de Kimetsu no Yaiba, bastante bien parado para lo que podía ser. Aunque también es verdad que los habituales de la zona baja tienen bien cogido su sitio. A la vez vemos que Yuragi-sou no Reina-san ha salido bien de la que fue su bajo puesto inicial.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Testing Manga 52 - Aku no Hana


Publicación: 9 de septiembre de 2009 - 9 de mayo de 2014
Autor: Oshimi Shuzo
Género: Instituto, thriller psicológico
Volúmenes: 11

Kasuga Takao es un estudiante algo introvertido y gran amante de los libros. Vive perdido en sus mundos y siempre acompañado de su ejemplar favorito: Aku no Hana (Las Flores del Mal), una recopilación de poemas de Charles Baudelaire. Un día, a Kasuga se le olvida su libro en el instituto y tiene que volver a buscarlo. Allí se encuentra con la ropa de gimnasia de Saeki Nanako, la chica que le gusta, tirada en el suelo del aula, la cual no puede evitar recoger y oler. Al escuchar un ruido y con miedo de que le pillaran en tal situación, Kasuga se guarda la ropa de Saeki y sale corriendo de clase. Al día siguiente se forma una gran conmoción en el colegio y todo el mundo habla del pervertido ladrón. Con la mente puesta en evitar ser descubierto, Kasuga se encuentra Nakamura Sawa, la compañera sentada en el pupite detrás del suyo, quien le revela que le vio llevarse la ropa. Así comienza el chantaje al que es sometido Kasuga y que le llevará a replantearse toda su vida.


TESTING GENERAL

La premisa de Aku no Hana es algo extraña. Siempre había escuchado que era un manga bastante oscuro y que transmitía mal rollo. Sin embargo, cuando lees su inicio y ves el eje desde el que se desarrollan los hechos, todo parece bastante infantil. No deja de ser un robo de ropa, por mucho que el autor quiera exagerarlo. Si no fuera porque Japón y el manga presentan un submundo de perversión muy particular, no me creería que por mangar una camiseta y un pantalón pudiera montarse la que se monta en esta serie. Pero eso sólo es el principio.

A partir de un hecho bastante tonto, la obra comienza poco a poco a teñir las acciones de los personajes de un tono turbio. En los primeros tomos son varias las veces en las que paré de leer súbitamente mientras en voz alta decía "¿Pero qué narices...?". Por mi mente pasaban otros autores que me habían transmitido una sensación así, como Asano Inio (Oyasumi Punpun) o Hanazawa Kengo (I am a Hero), pero a su vez de una forma distinta. Diría que el elemento diferenciador de Aku no Hana reside en la simpleza del escenario, en la mencionada absurdez desde la que se plantea. Tanto es así que según iba leyendo pensaba en cómo podría continuar la historia en un panorama en el que robar unas bragas se considera el más grande acto vandálico.

Y lo más importante: engancha. Engancha mucho. Aproximadamente la primera mitad del manga es un no parar de reacciones de malestar provocadas al lector. Pero un malestar bien creado, sin sobrepasar en ningún momento la línea que te haría querer dejar de leer. Una sensación negativa soportable precisamente por esa atmósfera infantil que rodea la historia y que te deja de forma constante con la curiosidad sobre lo que pasará después. En algunas ocasiones incluso cruza la barrera de lo sexual provocando una incómoda excitación que te hace pensar si no estarás tú tan mal de la cabeza como su autor. Es posible que sí, y que por eso sigas leyendo hasta el último de los once tomos. Ya en la segunda mitad, el tema se relaja un poco. La trama cambia notablemente y se orienta hacia algo más tranquilo, aunque sin perder la esencia. Si a eso le sumamos que el listón de lo turbio se había quedado cerca de ser insuperable, el final de la obra es una balsa de aceite. 

Con todo ello, el manga cosechó bastante éxito en su publicación y fue llevado al anime, como otros tantos. No tendría sentido mencionarlo si su adaptación hubiese sido habitual, pero ni mucho menos. Usando la técnica de animación conocida como rotoscopia, el estudio Zexcs produjo una serie de estética rompedora que encajaba genial con el tono de la historia. El diseño de personajes no encajaba tanto, eso sí. Por ello no tardó en aparecer un enfrentamiento entre fans y detractores de esta controvertida decisión, de la que se pueden encontrar buenas muestras en internet. Animo a todo el curioso con el tema a buscar tanto imágenes como comentarios sobre ello. La verdad que choca bastante ver a la agresiva Nakamura con ese aspecto deformado.


TESTING CON SPOILERS

Como he comentado, la primera parte del manga, con los personajes en la misma clase, es la clave de éste. Cuando empieza y ves el típico amor platónico de Kasuga hacia Saeki no te imaginas cómo va a acabar todo ello. Saeki parece una chica normal, inalcanzable, y finalmente acaba absorbida por la espiral de locura desatada por Nakamura. Podría decirse incluso que es la más afectada por ella. Sorprende que acceda a salir con Kasuga, pero más aún la transformación que le lleva a prácticamente violar al protagonista en la escena más fuerte de la obra. Después de ver la página en la que ella reconoce haber tenido sexo con Kasuga mientras la sangre resbala por sus piernas estuve un rato sin leer y mirando a la nada. Buen golpe al cerebro.

Nakamura empieza como una presencia extraña que llega a causar hasta rechazo. Me daba pena ver cómo Kasuga acababa haciendo todo lo que ella decía. No entendía por qué no decidía prenderle fuego a la ropa negando todo lo que Sawa pudiera decir. Cuando avanzó la historia sufrí el mismo proceso que él y terminé deseando que pasara de Saeki y corriera hacia Nakamura. Quería ver qué podían hacer, hasta dónde podía llegar su imaginación y alcance de su perversión. Hasta me decepcionó un poco lo que prepararon finalmente en el festival de verano. Aunque el suicidio venía muy bien para lo que sucedería después en la historia, no era lo que me hubiera gustado que hicieran.

Tras el salto temporal llegó Tokiwa. Si ya me parecía irreal que Saeki le hiciera caso a Kasuga, mucho más me lo pareció que lo hiciera la nueva chica. En un proceso de estos que hay que creerse, acaba saliendo con un Kasuga que soluciona todas las situaciones mirando hacia un lado y contestando monosílabos en voz baja. Todo termina bien y es la chica elegida para acompañar al moreno a lo largo de su vida, con el que hasta tiene hijos. La declaración en la cafetería, con el novio mayor delante, es seguramente lo mejor de la segunda parte del manga. Increíble que saliera de allí sin un par de tortazos.

Realmente no tengo mucho más que comentar en la parte de spoilers. Lo importante de este manga es cómo sucede todo por encima de qué sucede. He ido repasando un poco los personajes y finalizo con el reencuentro entre Kasuga y Nakamura de los últimos capítulos. Pese a lo importante que era volver a ver a la desencadenante del caos, creo que no se hizo de la mejor manera y su efecto fue algo reducido. Al autor le pudo el final feliz y no llegó a más. En ese momento deseaba que hubiera dejado a Tokiwa y volviera a rendirse hacia nuestra sádica-chan. Es lo que pasa cuando lees este manga, que ya empiezas a ver el mundo lleno de flores del mal.  


VALORACIÓN

Dibujo: 7. Es bastante básico e incluso simple, más acentuado si reparas en el tipo de manga que es. Sería curioso ver qué hubiera sido de todo con un arte más complejo, aunque la tranquilidad en él que aporta el autor proporciona una interesante sensación de contraste.
Línea argumental: 8. No tiene un comienzo especial y realmente el argumento no cambia mucho. Por encima de éste se posiciona el tratamiento de las acciones y las reflexiones de los personajes. Un buen ejemplo de que una historia no tiene por qué crecer desde la trama, sino que los sucesos son los que la hacen crecer.
Personajes: 9. Tres en un inicio al que se suma un cuarto al final, con esporádicas intervenciones de secundarios. Son muy pocos para una obra de once tomos, pero no necesita más. Todos tienen su papel e incluso siguen sorprendiendo pese a haberlos visto tanto, sobre todo Nakamura.
Duración: 8. Como he comentado, la segunda parte del manga no es tan adictiva como la primera. No creo que le sobren muchos capítulos, pero sí que su conclusión se alarga demasiado y podría haberse hecho de una forma más compacta e impactante. De todos modos, sigue estando bien.

Nota para Ruff: 8

Un manga no apto para todo el mundo. Aquellos con algo de sensibilidad y que le causen rechazo las situaciones al límite de lo moral no creo que puedan disfrutar de él. O puede que sea justo al contrario, y que al abrir las fronteras de su mente saboreen aún más estas páginas teñidas de incomodidad. Lo que es seguro es que Aku no Hana no dejará indiferente a nadie que se sumerja en su lectura. Cada uno sabrá y averiguará si lo hará desde el gozo o la repulsión. Os animo a descubrirlo.

domingo, 27 de marzo de 2016

Un año después... World Trigger (II)


Testing Manga 30 - World Trigger - 24 de marzo de 2014
Un año después... World Trigger - 24 de marzo de 2015

Ya el año pasado hablé del salto de calidad que había dado World Trigger después de una decepcionante evaluación de sus primeros tomos por mi parte. En esta ocasión toca comentar cómo el manga ha logrado llegar a su madurez, consiguiendo mantener al lector enganchado a la trama ya sin la guerra como atractivo. Durante la mayor parte de este período reinó la paz en la serie, lo que se tradujo en asistir al crecimiento de los protagonistas y descubrir información sobre su mundo. Ya tenemos más o menos claros los escuadrones importantes, el funcionamiento y el por qué de la elección de las armas, quiénes son los personajes claves dentro de Border y contra qué toca luchar. Los ingredientes están en la mesa y el plato principal no tardará en llegar. El ritmo es perfecto.

SPOILERS

Los encuentros de clasificación han sido un gran entretenimiento. Lo dejamos el año pasado en medio de la batalla contra Nasu y Murakami, decidido por la estrategia de Mikumo y el desempeño de Kuga, que dio un buen espectáculo contra Ko. El siguiente contra Azuma, Kageura y Ninomiya supuso la necesaria derrota de la que aprender, además con Osamu perdiendo el primero y de la peor manera posible. Desde este punto vemos el interés de Osamu por mejorar como estratega, a Chika aprendiendo a usar Lightning con Lead Bullet, y un amago de Scorpion por parte de Yuma imitando la habilidad de Kageura. Si este desarrollo va como dios manda y además le sumamos la teórica unión de Hyuse, el ascenso de Tamakoma-2 a Rango A es cuestión de tiempo. Tengo ganas de ver las posibles revanchas contra los escuadrones mencionados, sobre todo contra el de Azuma. Todos parecen bastante poderosos y el plan para acabar con ellos tiene que estar a la altura.

Desde la información proporcionada por Enedora y el poder de Jin, Border pudo prever el ataque de Galoupoula. Su incursión nos dejó enfrentamientos muy divertidos y nos enseñó a personajes a los que aún no habíamos visto luchar, o al menos no a su mayor nivel. Así comprobamos la habilidad de Futaba, la misteriosa niña de Rango A, o la gran pelea de la saga, protagonizada por los cuatro mejores asaltantes. Su final fue un momentazo, con Tachikawa partido en dos tal como decía la profecía de Jin... pero de una forma algo diferente a lo que todos nos imaginábamos. Mencionar lo OP que estaba el líder galoupouliano, Gatlin, y su trigger Vasilissa. En el caso de un segundo ataque, en el que éste ya conoce las habilidades de Border, no estoy seguro de cómo van a derrotar a la araña mecánica.

En definitiva, el manga sigue creciendo y manteniéndose fiel al estilo que llevaba marcando. Avanza sentando bases y refiriéndose a ellas a lo largo de los capítulos, dando protagonismo a la mayoría de secundarios que va presentando, y explicando y aclarando dudas en cuanto a lo triggers y estrategias de los diferentes escuadrones. Por todo esto es sin lugar a dudas uno de mis mangas favoritos del panorama actual. Mientras siga de este modo, definitivamente irá a más, pues aún tiene mucho que enseñarnos. No puedo esperar al momento de volver a ver a Replica-sensei.

World Trigger en el último año

Mejora

Nota para Ruff: 7.25

jueves, 24 de marzo de 2016

Weekly Shonen Jump #17 de 2016 (28 de marzo)

http://i.imgur.com/ivNlsQp.jpg

1. Boku no Hero Academia (Portada de la revista y páginas principales a color) #84
2. Black Clover #55
3. Haikyû!! #199
4. Nisekoi (Páginas a color) #211
5. Shokugeki no Souma #160
6. World Trigger #137
7. Boze (Páginas a color, One Shot de Ryouni Hirano)
8. PSI Kusuo Saiki #189
9. Sesuji wo Pin! to Kyougi Dance-bu e Youkoso (Páginas a color) #44
10. Samon-kun wa Summoner #26
11. Hinomaru Zumou #90
12. Gintama #581
13. Kimetsu no Yaiba (Páginas a color) #7
14. Mononofu #27
15. Yuragi-sou no Reina-san #8
16. Kochikame #1929
17. Bleach #667
18. Toriko #364
19. Isobe Isobee Monogatari #117
One Piece (Descanso)


Semana uno después de Assassination Classroom. O eso debería decir, pero no sería del todo exacto. A partir de la semana que viene tendremos una mini-serie especial de cuatro capítulos llamada Assassination Classroom - Bangaihen. No estoy seguro de si será un spin-off o una aventura dentro del desarrollo de la serie, ni tampoco cómo recibirla. Creo que cuando un manga acaba debe acabarse con él toda la historia y que estas cosas sobran, ya que influyen en la concepción de la propia obra y en su final. Esperaremos a verlo para juzgarlo más a fondo.

Hablando ya del ranking de hoy, Black Clover ocupa la posición más alta por derecho propio. El manga de Tabata triunfa en la revista de una forma bastante extraña en mi opinión, ya que no me parece un manga bueno ni mucho menos. Durante la semana que viene espero publicar mi testing sobre la serie y dejaros clara mi visión de ella. World Trigger lleva dos semanas en puestos altos, así que supongo que las próximas se las pasará en la parte baja para compensar.

Llega por fin el primer rankeo oficial de Yuragi-sou no Reina, sin mucho éxito. No le ha servido de mucho la página a color de la edición pasada, y veremos si Kimetsu no Yaiba sigue el mismo camino o no. Nisekoi sale de ese pozo también gracias a esas páginas en lo que cada vez más parece una despedida. Veremos cuánto le queda.

jueves, 17 de marzo de 2016

FINAL - Assassination Classroom


Testings Manga 18 - Assassination Classroom - Julio de 2013, 2014 y 2015

Publicado: 2 de julio de 2012 - 19 de marzo de 2016
Autor: Matsui Yuusei
Género: Comedia, instituto
Volúmenes: 21

Se terminó. Tal y como debía. No ha llegado a durar ni cuatro años, y lo más probable es que tampoco supere los veintiún tomos. Para un manga con tan buenas ventas como éste, su duración se antoja un poco corta. La industria sabe que hay que exprimir cada centavo, como dicen en Los Simpson, y es habitual ver series que pierden su rumbo en pos de mayores beneficios con su prolongación. No ha sido el caso de Assassination Classroom. Los 180 capítulos que ha durado esta obra han sido exactamente los necesarios para que Matsui-sensei nos contara esta gran historia con su protagonista amarillo y casi siempre sonriente. No le sobra una sola viñeta.

De mis palabras se puede extraer el cariño que le tengo a esta serie. Llevo muchos años leyendo manga, diría que unos diez de forma consciente. Hay muchas obras de las que guardo un gran recuerdo, y otras tantas que sigo disfrutando día a día. Pero AssClass es especial. Es el primer manga de mi aún joven vida que empecé a leer en el mismo momento en el que se publicó el primer capítulo, y que dejo de leer en el instante en el que se publica el último. La mayoría de veces la he seguido semanalmente, en ocasiones leía cada dos semanas, e incluso alguna vez me he leído unos cuantos capítulos acumulados de una sentada. Las traducciones no salían, o estaba ocupado durante varios días, o simplemente no me apetecía leer, que a veces pasa. Pero siempre he estado ahí, acompañando regularmente a la clase E. Y por todo esto, ver cómo una serie tan importante para el yo aficionado al manga, que intenta escribir y disfrutar de este mundillo lo máximo posible, tiene un final por decisión del autor y en el momento idóneo para ello, me llena de alegría. O de tristeza. Y emoción. De verdad, ha sido un viaje genial.

Estuve a punto de llorar con sus últimos capítulos y me viene un recuerdo de esa sensación al escribir estas líneas. Pero deberia dejar a un lado mis sentimientos y hablar del manga, que es a lo que he venido y venís los lectores habituales de este blog. Así que allá vamos. 

La última vez que escribí, en el pasado mes de julio, ya auguraba un final cercano para Assassination Classroom. Se había desvelado casi toda la trama importante y era cuestión de encaminarlo a un final. Además, poco a poco se fue completando algo que también comenté en su momento, y es que a través de todas estas sagas conocimos a la gran mayoría de los alumnos de la clase asesina. Aquellos con más protagonismo han mostrado en este tiempo su resolución, quedando como único punto a esclarecer qué iba a pasar con el pulpo. ¿Lo matarían? ¿Se salvaría? ¿Todo era una broma? Lo que fuera, debía llegar pronto. Unos cuantos capítulos de transición nos dirigieron a la saga final, que si bien no me parece tan brillante como lo fueron anteriormente otras como la del Dios de la Muerte o la isla de vacaciones, sí que lleva muy bien todo el argumento hasta su deseado final.

SPOILERS

Me suele gustar empezar la sección de spoilers enumerando los detalles negativos que he ido encontrando. Y no por lo especial de este testing iba a hacerlo de otro modo. En este caso diría que son dos. El primero de ellos es que incluso dentro de la ficción que plantea la serie, me ha mosqueado mucho lo fácil que consideran el poder ir a una estación espacial. Por supuesto, lo hacen, y con buen resultado. No es nada que estropee la serie, pero tenía que mencionarlo. Y el segundo, lo sencillo también que resulta a la clase derrotar a Houjou en la montaña. Tanto avisar de lo temible que es para que no les suponga ni un mísero problema. No me quedé muy contento con ese razonamiento de la supuesta ventaja que les daba luchar sin armas reales.

Vamos con lo bueno ahora. La saga del paintball me encantó, emocionante y con un gran final. Los capítulos siguientes no fueron nada del otro mundo, pero desprendieron gran parte del bueno humor que transmite la serie. Una vez ya iniciada la saga final, todo sobre ruedas. Nada especialmente relevante, pero el ritmo era perfecto y se leía con la sensación de que no íbamos a ver al profesor mucho más después de ello. La inclusión de Shiro y nuevamente el shinigami le añadió incluso más carga emocional al momento, cerrando a la vez todos los frentes que quedaban aún abiertos. Y, a tres capítulos del final, la muerte de Koro-sensei a manos de Nagisa. Costó aguantarse las lágrimas. Debía ser fuerte. Esa página con todos los alumnos agarrando al objetivo desvaneciéndose será un clásico en mi mente durante mucho tiempo.

Los episodios finales sirvieron para poner el broche a la serie. Uno viendo a los alumnos y allegados reaccionar al final de la aventura, y los dos últimos contemplando su futuro como adultos. Se ve que estaban muy contentos con su aspecto adolescente, apenas ha cambiado alguno como Nagisa, que se ha quitado las coletas. Además parece que le ha hecho un hijo a Kayano, lo cual no celebro. A mí me pegaba con Nakamura. Pobrecilla. Bonito final ver al pequeño Shiota al frente de una clase problemática. Y a Karasuma con Irina. Muy fanservicero todo, pero creo que la serie podía darse el lujo.

Durante la lectura del manga pensé varias opciones para su final. Una era que Koro-sensei estaba entrenando a los alumnos para enfrentarse a una amenaza superior, al verdadero enemigo. Otra, independientemente de ello, era que no iba a morir e incluso que recuperaría su forma humana, dejando un final feliz bastante repulsivo. Que terminara muriendo y lo hiciera en manos de los alumnos era lo mejor que podía pasar, y así fue. Larga vida al pulpo. Y qué orgulloso estoy de Matsui.


CONCLUSIÓN

Qué voy a decir. Uno de los mangas de mi vida. Alejado de las batallas, con un humor fresco, argumento inusual y con el protagonista más especial que me viene a la mente pensando en ello. Ahora que está finalizado, que nadie pierda la oportunidad de leer veintiún volúmenes de risas, buen rollo y emoción. La historia avanza despacio, sí, pero no te darás ni cuenta en cuanto te hayas sumergido en el colegio Kunugigaoika y su clase de asesinato.

Nota para Ruff: 9

miércoles, 16 de marzo de 2016

Weekly Shonen Jump #16 de 2016 (19 de marzo)

http://i.imgur.com/kKcmJU9.jpg
 
1. Haikyû!! (Portada de la revista y páginas principales a color) #198 
2. Boku no Hero Academia #83
3. One Piece #820
4. Shokugeki no Souma (Páginas a color) #159
5. Black Clover #54
6. World Trigger #136
7. Assassination Classroom (Páginas a color, FINAL) #180
8. Koro-sense Q (Capítulo especial de la Saikyou Jump, 7 páginas)

9. Hinomaru Zumou #89
10. Samon-kun wa Summoner #25
11. Yuragi-sou no Reina-san (Páginas a color) #7
12. Mononofu #26
13. Toriko #363
14. PSI Kusuo Saiki #188 
15. Kime no Yaiba #6 
16. Sesuji wo Pin! to Kyougi Dance-bu e Youkoso #43 
17. Kochikame #1928
18. Bleach #666
19. Gintama #580
20. Nisekoi #210
21. Isobe Isobee Monogatari #116


Un capítulo, el que se publicará este sábado en la edición adelantada de la Weekly Shonen Jump en Japón, para el final de Assassination Classroom. Un honor haber podido seguir semanalmente esta gran historia de las manos de Matsui-sensei. En cuanto pueda leer el capítulo en inglés escribiré el merecido comentario de su final y mis impresiones generales del manga. Por ahora, nada más que aplaudir.

Pero no todas son malas noticias. Tras un adiós nos llegan dos holas. El primero es el del manga del hijo de Naruto, Boruto. ¿Dejarán alguna vez morir dignamente a esta serie? Lo dudo. Según la información manejada, estará dibujado por Ikemoto Mikie, asistente de Kishimoto durante estos año, y se publicará mensualmente. El segundo es el más incierto, un "¿Qué hay?" más que un "Hola", y es que se ha anunciado la vuelta de Hunter x Hunter. Ya no se ni si alegrarme. Lo más probable es que a los diez capítulos Togashi vuelva a tomarse otro descanso hasta a saber cuándo. Pero mientras, tocará disfrutar unas gotitas de su talento y vagancia.

Por lo demás, Haikyû!! sigue los pasos de Kuroko no Basket y se confirma una tercera temporada de anime. Una de las nuevas series, Yuragi-sou no Reina-san, consigue unas valiosas páginas a color la semana antes de su rankeo oficial. Veremos la semana que viene si la confianza de los editores ha valido la pena en sus resultados.

viernes, 11 de marzo de 2016

Un año después... Toriko (III)


Testing Manga 10 - Toriko - 4 de marzo de 2013
Un año después... Toriko - 4 de marzo de 2014
Un año después... Toriko (II) - 4 de marzo de 2015

Un año y una semana más tarde por distintos motivos, toca hablar de la marcha actual de Toriko. Hay ocasiones en las que al hablar de algunos mangas apenas pasan acontecimientos relevantes a lo largo de doce meses, pero definitivamente no es el que caso que ahora nos ocupa. Toriko ha pegado un cambio tan radical desde hace un año que bien podría tratarse de una serie totalmente diferente.

En mi último post sobre el manga hablaba de que la historia parecía volver a lo que fue en un inicio, en el que las aventuras y búsqueda de los ingredientes eran las protagonistas de las sagas. Sin mucha carga argumental, se disfrutaba de los extraños ambientes y criaturas que el grupo se encontraba. Lo de ahora mismo no se parece ni por asomo a aquellos tiempos, es más, ni siquiera se parece al arco que acogíamos allá por marzo de 2015, el del Rey Mono Bambina y Pair. La obra desde hace varios meses es un despropósito de giros de trama, poderes sin ningún tipo de límite y justificaciones salidas de la nada para explicar cualquiera de los inverosímiles problemas que surgen en cada capítulo. Todo ocurre rapidísimo y las explicaciones siguen el mismo ritmo, quedando todo casi siempre inconexo y sin sentido. Os digo totalmente en serio que hace ya algún tiempo que apenas entiendo lo que está pasando y por qué.

Esta mala marcha se ha hecho notar en los rankings de la Shonen Jump, en los cuales Toriko es ya un habitual de la parte baja, llegando incluso esta semana a situarse en último lugar. Curiosamente, existe gente que ha visto el cambio con buenos ojos y que incluso alaban el gran momento por el que pasa la serie. Permitid que tenga una opinión totalmente opuesta y que no pueda unirme al disfrute de este disparate. Para mí hace ya un tiempo que a Shimabukuro se le ha ido su manga de las manos. 

SPOILERS

Todo empieza con la no muerte de Komatsu. Era evidente que iba a salir vivito y coleando de la situación, pero no me imaginaba que su paso por el mundo de los muertos iba a tener tanta importancia tiempo después. Que yo recuerde, es el primer contacto con lo que se nos venía en la siguiente saga: el Mundo de los Espíritus. Desde el primer momento ya empezaba raro el tema con esa sociedad donde las almas se cambiaban de cuerpos con una facilidad pasmosa, en la que el tiempo pasaba diferente y mil cosas más que no me pongo a enumerar por miedo a decir algo falso. Como he dicho antes, realmente me he enterado de muy pocas cosas leyendo esta saga y a día de hoy hasta no tengo muy claro qué es lo que está pasando actualmente.

Constantemente se habla de los canales de detrás en los que el tiempo fluye de forma diferente, de la importancia de los demonios gourmet, del apetito, los nitros y Neo. Se ofrecen explicaciones con mucho texto pero poco sentido, al menos para mí, y que me hizo poco a poco leerme los capítulos como quien se lee los apuntes de una asignatura cualquiera de la universidad que estudias con mucha pereza. Llegó incluso un momento en el que los capítulos me entretenían bastante, coincidiendo con el momento en el que dejé de plantearme la razón de los sucesos y simplemente ojeaba cómo un Mr. Slime musculoso y con barba en el cuerpo de Asarudy luchaba contra el simpático Neo, que no sólo era el nombre de una asociación de tarados, sino también un monstruo que vive siempre asombrado. Lo de comprender las razones se lo dejo a otro.

Poco más puedo decir de la serie, ya que esta ignorancia de los hechos no me permite comentar momentos concretos sin poner en duda los principios en los que se fundamenta el mundo espiritual. Con muy buen humor leo el testing del año pasado y mis opiniones sobre el rumbo de la serie, pobre Ruff de entonces. Queda decir que en general y obviando al Komatsu de ectoplasma, la saga del Rey Mono me pareció muy correcta para el momento de la serie. Quizás es porque se parece bastante al ideal de Toriko que he montado en mi cabeza durante estos años y a partir del que juzgo al manga.

Toriko en el último año

Desciende

Nota para Ruff: 6.5