lunes, 8 de octubre de 2018

Un año después... One punch-man (V)


Testing Manga 22 - One punch-man - 27 de septiembre de 2013
Un año después... One punch-man - 29 de septiembre de 2014

Un año después... One punch-man (II) - 29 de septiembre de 2015
Un año después... One punch-man (III) - 6 de octubre de 2016
Un año después... One punch-man (IV) - 8 de octubre de 2017
 
Bienvenidos a una nueva edición de comentarios acerca del manga de Garou, antes conocido como One punch-man. "Lobo", como se le conoce en la edición española, ha copado la mayoría de las viñetas de estos últimos tiempos con toda justicia. Sus enfrentamientos son una pasada y nos dan la oportunidad de ver a Murata dejándose el alma con los pinceles en escenas frenéticas y cargadas de movimiento. Es cierto que esto conlleva menos cámara para nuestro calvo con capa favorito, pero sus batallas son más cortitas y no necesita tanto tiempo para arrancarnos una exclamación y una sonrisa. Objetivos que ha conseguido varias veces últimamente, por supuesto.

El instante actual de la serie es de los mejores de su trayectoria, tanto por el punto argumental en el que se encuentra, como por su ritmo de publicación. La regularidad con la que salen los capítulos por fin ha encontrado la estabilidad que tanto necesitaba, haciendo posible seguir la serie como dios manda. Si a eso le sumamos que el animal de Murata ha sacado hasta en dos ocasiones episodios de unas 130 páginas, no queda otra que celebrar el gran momento que estamos viviendo y soñar con que siga siempre así. Medio volumen con un solo capítulo que se rellena el tío. ¿Os acordáis cuando sacaba entregas de diez páginas y encima eran redibujadas? No quiero ni recordarlo.

SPOILERS

Como se veía venir, los héroes de clase A y B que acosaban a Garou no fueron rivales finalmente contra él. Saitama puede ser todopoderoso, pero este tío es directamente inmortal. Se recupera de todo ataque como Leonardo DiCaprio en El Renacido. Si cayó contra Royal Ripper fue porque se distrajo protegiendo al niño, pues ya comprobamos más adelante que en condiciones normales le dura un asalto. La verdad es que es también un poco saiyajin, levantándose más fuerte tras cada derrota. Su enfrentamiento con Genos le dejó unos curiosos distintivos en el ojo y en el pelo, tornándose más oscuros y evidenciando físicamente su crecimiento. Lo último que sabemos de él es que Orochi lo estampó contra una pared, la cual creo una gran maniobra. El asunto se estaba pasando de flipado y ya era hora de que alguien pudiera tumbarle.

Las largas batallas de Garou dieron paso a Genos y compañía intentando detener al Ciempiés Antiguo, creando el contexto adecuado para considerar casi invencible al insecto, y que Saitama lo destrozara con uno de sus puñetazos serios más espectaculares hasta la fecha. El utilizar a King como cebo fue un buen complemento, junto a lo de ver al bicho reventando en el fondo de la imagen mientras los personajes ya hablaban de otras cosas. Diferente, pero también excelente, fue el golpe que el pelón le propinó a Garou para finalizar el gag de la cartera olvidada cuando comía en el restaurante. La cara que pone cuando Fubuki se come una de las patatas es un clásico instantáneo en el arsenal de expresiones de nuestro héroe. Casi una batalla fue también la lucha por comer el estofado, en la que King cae nada más lanzarse al plato.

Actualmente estamos inmersos de lleno en el asalto a las instalaciones de los monstruos. El prólogo fueron unos cuantos héroes random golpeando a enemigos débiles sólo para lucir unos cuantos nuevos diseños sin ninguna miga... sin contar la waifu atleta. Por ella se perdonan estas batallas de relleno, pero que no se repitan. La tónica ahora parece la de mostrar a cada Clase S encontrándose con un rival a su altura en el camino. Flashy Flash les ha dado para el pelo a los dos ninjas amiguetes de Sonic en una gran exhibición de velocidad que quizás abarcó demasiadas páginas, y ahora les toca el turno a Emperor Child y su mochila contra el robot samurái. Tengo ganas de ver todos estos versus, sobre todo los que tengan como protagonista a alguno de los ejecutivos que faltan por ver. Mientras tanto, Saitama se adentra en las alcantarillas...

One punch-man en el último año...

Se mantiene

Nota para Ruff: 8

martes, 2 de octubre de 2018

Testing Anime 11.3 - Free! Dive to the Future


Primera temporada: Testing Anime 11 - Free! (10 de noviembre de 2013)
Segunda temporada: Testing Anime 11.2 - Free! Eternal Summer (20 de octubre de 2014)

Emisión: 12 de julio de 2018 - 27 de septiembre de 2018
Estudio: Kyoto Animation
Género: Deporte, instituto
Capítulos: 12

Ya en la universidad, Haru sigue nadando en el equipo de su campus, Makoto se ha centrado en sus estudios y en ser profesor de natación, y Rin se ha ido a entrenar a Australia. En su nuevo equipo, Haru coincide con antiguos compañeros de su etapa en el colegio y se reencuentra con Ikuya, convertido ahora en rival pero muy conectado a él. A través del deporte, Haru intentará curar las antiguas heridas que Ikuya mantiene desde aquellos tiempos pasados.


TESTING GENERAL

Amigos y (sobre todo) amigas: Free! ha vuelto. Tras cuatro largos años, nuestros nadadores favoritos regresan a la pequeña pantalla y con ellos sus característicos dramas juveniles intactos. Los personajes son ahora más adultos, más maduros, e igual de intensitos que siempre. Pero bajo mi punto de vista, el retorno no ha sido todo lo ideal que cabría esperar. 

Con el ánimo de profundizar en las relaciones de amistad, la serie comete de nuevo el error de la primera temporada, relegando la natación a un segundo plano. Tengo muy claro que en este anime el deporte no es lo más importante, pero tampoco puede tratarse tan de refilón como lo hacen en esta ocasión. Mirad lo bien que le sentó a la temporada pasada centrarse un poco más en él. Sin embargo, no es este su principal problema. Estamos ante la peor entrega de Free! hasta la fecha por ésta y otras razones. Supongo que para mantener viva la franquicia y contentar a sus hordas de seguidoras, se ha tomado la decisión de incluir un montón de nuevos personajes. Ni mucho menos se trata de una mala opción por sí misma, pero sí lo es cuando la aportación a la trama de varios de ellos es marginal, evidenciando que sólo aparecen para aumentar el catálogo de chicos guapos. Durante los primeros capítulos, y teniendo en cuenta que hace muchos años que no vemos a los antiguos personajes, es algo confuso identificar a todos ellos y su relación con los ya conocidos. Si a esto le sumamos que el conflicto sobre el que gira la línea argumental es el más absurdo hasta la fecha (palabras mayores), nos deja una tanda de capítulos algo insatisfactoria. Mantiene la esencia de Free!, sí. Pero a todas luces le falta ese punto de emoción que había logrado transmitir en épocas pasadas. El ending sigue manteniendo el nivel, eso sí.


TESTING CON SPOILERS

Demasiados personajes. Decidme qué pinta el chaval del pelo rosa que se junta con Haru y el resto. No me ha quedado claro siquiera si era parte del equipo del colegio o si sólo era un amigo suyo. He tenido que buscar su nombre mientras escribo esto porque ni me sonaba. Kisumi. En serio, ¿qué aporta? Lo mismo digo del hermano de Ikuya. Un par de apariciones que parecían interesantes para nada. Del tío de gafas que entrena a los chavales con Makoto ni me pronuncio. Y como ellos podría decir alguno más que, teniendo un poco más de interés, tampoco parece ser necesario para nada. Asahi, por ejemplo. Está por ahí, grita un poco, pero no mucho más. Aunque no sé si prefiero personajes así o uno como Hiyori, el otro gafas colega de Ikuya. ¿A cuento de qué me va a decir a mí ese si puedo ver o no ver a mi amigo? Me ha puesto de los nervios, en serio.

Todo queda aún más raro cuando tras todo el lío con Ikuya se ve que el chico tampoco es que tuviera ningún problema, y sólo estaba de bajón. Con muy poco se resuelve todo y no da ni para llenar los doce capítulos. Aunque voy a decir que se agradece un "rival" diferente a los primeros Rin y Sousoke, que herían mi sentido común con ese afán de venganza injustificado. Los últimos capítulos parecen el prólogo de una temporada posterior, introduciendo al nadador sueco que deja sin habla a Haru y preparando las clasificaciones para el campeonato de Japón. Espero que lo lleven mejor que la competición de institutos, presentada mal, rápido y sin ninguna intención de hacerla atractiva. Casi preferiría que se la hubieran ahorrado. En general, espero que todo lo que venga a continuación sea mejor que lo visto este verano. Con muy poquito lo habrán conseguido.


Nota de la temporada: 5

No soy ni mucho menos un gran fan de Free!, pero de alguna manera me había convencido en sus primeras temporadas. Esta gran vuelta no ha estado a la altura, y espero que en el verano de 2020 se curren un poco más el ambiente competitivo que han cultivado en sus últimos capítulos. Mis personajes favoritos ahora son Rin y Sousuke, que en su momento eran idiotas, así que espero una gran aportación de Ikuya, el próximo que debe sufrir esa transformación en persona normal.
 
Nota para Ruff: 6

domingo, 30 de septiembre de 2018

Testing Anime 14.2 - Steins;Gate 0


Primera temporada: Testing Anime 14 - Steins;Gate (5 de enero de 2015)

Emisión: 12 de Abril de 2018 - 27 de septiembre de 2018
Estudio: White Fox
Género: Ciencia ficción, viajes temporales
Capítulos: 23

Tras los intentos fallidos de salvar a Kurisu y al planeta de la Tercera Guerra Mundial, un Okabe desesperado y destrozado por el sufrimiento decide rendirse y dejar fluir el destino. Ya abandonadas sus incursiones temporales, vuelve a su vida normal asistiendo a la universidad y continuando sus estudios de ciencias. Allí conoce a los antiguos compañeros de trabajo de Kurisu, que le invitan a participar en el proyecto Amadeus, relacionado con su vieja amiga. Paralelamente, Suzuha trabaja para conseguir su objetivo de evitar que la máquina del tiempo se invente y se produzca el conflicto internacional que la oprime en su época futura.


TESTING GENERAL

Quiero dejar clara la premisa desde la que parte esta entrada: Steins;Gate NO necesitaba una segunda temporada. La novela visual original, y por tanto su adaptación, habían terminado de una manera redonda. Una historia de diez, un argumento cerrado. Incluso la película que se hizo ya parecía sobrar. Entonces, ¿por qué crear una secuela? ¿Por qué arriesgar con lo que ya era perfecto? Bueno, por lo evidente, por el dinero. La razón la sé, pero me duele muchísimo. Con esta línea de pensamiento, era muy difícil que la temporada llegara a gustarme. Me lo tomé con ilusión al principio, sobre todo al descubrir que iba a abarcar una línea temporal diferente y no iba a trastocar lo eventos originales. Pero los primeros capítulos cayeron sobre mí como una losa. Lo que veía no era lo que en su momento me maravilló, todo había cambiado. Continué viéndola por simple compromiso con la franquicia y conmigo mismo.

Bajo una mezcla de rutina y resignación, seguí semanalmente cada capítulo lamentando mucho que este producto existiera. Durante todos estos años he recomendado esta serie a un montón de amigos a los que tendría que decirles que ignoren cualquier cosa que lean por internet de una segunda temporada. Con esta visión pesimista me mantuve durante aproximadamente cinco meses, hasta llegar a los últimos capítulos. En ese momento, algo cambió en el anime y se respiró el mismo aroma que destilaba su primera parte. No creo que sean motivo suficiente para ver la serie o quitarle la etiqueta de decepción que la acompañó durante ese tiempo, pero agradecí enormemente que, aunque fuera durante unas pocas semanas, sintiera algo de ilusión al empezar sus capítulos. Podría tomar estos fragmentos como referencia y quejarme por no haber aplicado esa fórmula durante toda la temporada, pero no es ese mi punto. Steins;Gate 0 no debería haber existido. Es la única opción correcta.


TESTING CON SPOILERS

La clave de la primera serie de Steins;Gate tiene nombre y apellido: Hououin Kyouma. Todo lo que pasa en ella está bien, pero se convierte en oro gracias a su protagonista. Su fingida locura es la que provoca todo el problema temporal, la que le lleva a las soluciones necesarias y, sobre todo, la que le da ese tono cómico tan característico con sus frases y expresiones ya míticas. En esta secuela, el protagonista ya no es Kyouma. Ni Okabe Rintarou. El personaje principal es una versión de Okabe en lo más bajo de su moral. Es lógico que Okabe haya cambiado después de los sucesos vividos en sus tantas vivencias en tiempos paralelos, eso es innegable. Pero ceñirse a un personaje destrozado anímicamente y llevado por la depresión tiene un gran problema en una serie como esta: ES ABURRIDO.

Steins;Gate no era una historia de viajes en el tiempo. Era la historia de Kyouma envuelto en ellos. Kyouma es el que atrae a Kurisu a laboratorio, Kyouma es el que mantiene a Mayuri alegre, Kyouma es el que anima a Daru a ser un superhacker. Kyouma es el mad scientist que convierte cada diálogo en una joya, el que te hace repetir sus frases con tus amigos después de ver la serie y el que tiene que salvar su línea temporal y proteger las memorias de las amistades que atesora gracias a que es Kyouma, no Okabe. Si me plantas una serie sin él, ya no estoy viendo Steins;Gate. Súmale que tampoco está Kurisu.

Esto que digo se hace evidente cuando durante unos minutos. Okabe recupera la ilusión que tenía en su día y deja salir a Kyouma como si de una personalidad oculta se tratara. Sólo le hizo falta pronunciar El Psy Congroo para ponerme la piel de gallina. Las reacciones en internet ante este guiño fueron suficientes como para comprobar de manera evidente el cariño de la gente por el miembro 001 del laboratorio. Coincidiendo con este momento, también se encadenaron los capítulos más parecidos a la trama temporal original, con Okabe sufriendo miles de saltos temporales para volver en mente al presente y poder engañar al destino gracias a un nuevo D-Mail. Me alegró muchísimo irme con este buen sabor de boca, pero globalmente no ha compensado para nada. Amadeus, el encuentro fugaz con Kurisu, la historia de Kagari... Pilares sobre los que se ha sostenido la serie que ojalá nunca hubieran visto la luz. Aún tiemblo al pensar en ellos.


Nota de la temporada: 4

Durante estos años, he venido dando una nota particular a las segundas y sucesivas temporadas y recalculando la nota global de la serie en función a esto. Como a la primera temporada le di un 10, ahora debería meterle un bajón brutal a la valoración de la franquicia, lo cual me parece injusto al venir de una secuela que nunca debió ser creada. Steins;Gate 0 no se ha conformado con destrozarse a sí misma, sino que también me ha fastidiado los rankings del blog. Que alguien les mande un D-Rine a los productores, por favor.

Nota total para Ruff: 8

martes, 25 de septiembre de 2018

Testing Manga 89 - Origin


Publicación: 5 de septiembre de 2016 hasta la actualidad
Autor: Boichi
Género: Ciencia ficción, futurista, acción
Volúmenes: 7 en la publicación de esta entrada

En el año 2048, la ingeniería y la robótica han evolucionado hasta el punto de poder crearse androides indistinguibles a simple vista de los seres humanos. La inteligencia artificial también ha avanzado de forma paralela, y no sería raro que los robots empezaran a pensar por sí mismos y a vivir entre nosotros. Pero, ¿qué pasaría cuando superasen a los humanos? ¿Quién se encargaría de mantener el orden si decidieran rebelarse?


TESTING GENERAL

Si habláramos de buenos dibujantes de manga, sería sencillo que nos viniera a la cabeza el nombre de Boichi. El artista coreano es experto en representar combates, acción y violencia. Prácticamente con eso fue capaz de publicar durante varios años su obra referencia, Sun-Ken Rock. Pero siempre he tenido una espinita con Bochi. Si fue capaz de crear esa serie con un argumento que sólo servía de excusa, ¿qué podría hacer con un guión decente entre manos? No tardé en descubrirlo, porque poco tiempo después llegó Origin.

Quiero ser cauteloso. Aunque ya hace dos años que nació esta serie, todavía está en una parte muy temprana de su desarrollo. Una de las características de Boichi es su ritmo frenético en escenas de acción, lo que le requiere varios capítulos para contar algo que ocurre en poco tiempo. Esto no ha cambiado en Origin pese a la mayor influencia del argumento respecto a obras anteriores. La importancia del guión no se traduce en más bocadillos o en más viñetas pausadas, sino que está combinado de manera excelente con su veloz estilo tradicional. Los capítulos se hacen cortos en ocasiones, pero dejan un mejor sabor de boca al finalizarlos.

Estamos ante pura ciencia ficción. Robots humanoides, inteligencia artificial, búsqueda del propio ser. Y batallas. Muchas batallas. Espectaculares enfrentamientos entre androides capaces de pensar estrategias en una décima de segundo y aplicarlas en contra de las del rival. Disparos de armas futuristas, explosiones y lanzamientos de objetos varios. Escenas subidas de tono, marca de la casa del autor, y semblantes serios que se hacen respetar. Es puro Boichi, pero en esta ocasión, con una línea a seguir más centrada, más inteligente, y que va mucho más allá de dibujar puñetazos. Lo que estábamos pidiendo.


TESTING CON SPOILERS

Quizás en el apartado anterior me he emocionado un poco echándole flores al argumento. Realmente no es para tanto, pero es cierto que es un gran paso dentro de la trayectoria del autor. Eso, y que al final estamos hablando de un estilo tan agradecido al ojo que no puede dejar en segundo plano al dibujo. Estamos hablando de un guión a la altura de lo que necesita un manga de Boichi. Y que, con todo ello, ha sabido sorprender en muchas ocasiones. La más reciente, y la mejor, ha sido en estos últimos capítulos llevándose por delante a Hirose Mai. Toco madera para que no se produzca una reparación robótica divina y me fastidie este comentario, pero ese momento me dejó tocadísimo. En el instante en el que pensábamos que iba a ser imprescindible como pilar emocional de Origin. Pum.

La trama principal tiene mucho que mostrar aún. Los robots enemigos apenas han mostrado sus cartas y su líder todavía no se ha movido. Ahora mismo llevan ventaja, pero es evidente que Origin les igualará dentro de poco. Ya hemos podido ver cómo se puso a su altura derrotando al escuadrón de réplicas de Gon, utilizando su exoesqueleto de ninja y usando algunos trucos como el mini Origin. Me encantó también el momento en el que perdió contra el androide con la apariencia de su padre, cuando había preparado un robot femenino que le siguiera para tener sus armas a mano y se nos hizo creer que estaba rodeado. O sus cambios de cara, ya dejados atrás debido a las circunstancias. Quedan aún por dar guerra la IA que escapó de su confinamiento y todo el asunto de Ai-chan. Hay historia para rato.


VALORACIÓN

Dibujo: 10. Qué más decir del arte de Boichi que no hayamos dicho ya.
Línea argumental: 7. No es para nada especial, pero es la que Origin necesita.
Personajes: 8. La obra se centra mucho en el protagonista, pero por el momento no da la impresión de necesitar desarrollar excesivamente al resto.
Duración: 10. Por ahora, el tiempo es perfecto. Me gustaría seguir manteniendo esta idea hasta su final, pero el tiempo dirá.

Nota para Ruff: 8.25

Alguno podrá decir que la validez de Boichi frente a un buen guión ya queda patente con la publicación de Dr. Stone junto a Inagaki Riichiro. No creo que sea justo comparar ambos proyectos. La historia de Inagaki es totalmente diferente a lo que Boichi ha hecho hasta el momento, llegando incluso al punto de alterar su estilo de dibujo para adaptarse a ella. El ritmo, la composición y el tono no los elige él, lo que afecta totalmente a lo que el autor coreano puede denominar como propio. En Origin asistimos a la combinación de su dibujo con su historia, en la que él elige qué mostrar, cómo mostrarlo y cuándo hacerlo. Y, sobre todo, elige dónde regodearse en su arte como tanto le gusta. Este es el manga que está construyendo y lo que hay que valorar. Igual que hay que valorar que sea capaz de compaginar el dibujo de las dos series a la vez. Este tío sí que es un robot.

lunes, 17 de septiembre de 2018

FINAL - BTOOOM!


Testing Manga 28 - BTOOOM! - Enero de 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018

Publicación: 3 de julio de 2009 - 9 de agosto de 2018
Autor: Inoue Junya
Género: Survival, violencia, adulto
Volúmenes: 27 (doble volumen 26)


Hace ya más de cuatro años y medio que escribí el primer testing de BTOOOM! y ya iba diciendo que tenía pinta de que el manga iba a terminar pronto. En aquel momento, el grupo protagonista se disponía a secuestrar el helicóptero que recogía a los ganadores y se vislumbraba la opción de la conclusión desde lejos. Pero qué va, ni por asomo. La serie no había llegado ni siquiera a su ecuador y muchas cosas pasaron a partir de ese escape fallido. Ese acontecimiento, además, sirvió como punto de inflexión y a partir de entonces el desarrollo de la obra cambió ligeramente. Dejó de ser tan lineal, ganando peso en el argumento personajes que estaban fuera de la isla, y empezaron a darse situaciones bastante alejadas del tono que se había mantenido hasta la fecha. En primera instancia no valoré este cambio negativamente, ya que la serie me seguía gustando y me tenía enganchado, pero con el tiempo y la perspectiva que otorga ver el manga finalizado he cambiado de parecer y creo que BTOOOM! sufrió un claro declive conforme se acercaba a su final.

No sé qué problema hay siempre con los survival. Nadie los deja avanzar naturalmente y siempre se acaban boicoteando a sí mismos con interrupciones externas. Éste no iba a ser una excepción. Los últimos tomos pecan de manera enorme precisamente de esto. Lo que hagan los jugadores es secundario. Pecan de eso y de que las bombas ya no matan, aunque eso se ha podido ver ya desde tiempo atrás. Y como el autor tenía aún más ganas de acabar peor su obra, se decide por la novedosa idea de hacer dos volúmenes finales distintos: Dark y Light. Habrá quien piense que es una opción interesante, pero a mí me parece algo cobarde. Concluir una obra es una de las partes más importantes de la realización de la misma, y probablemente una de las más difíciles. Tener dos oportunidades para ello es hacer trampa. Es querer contentar a todo el mundo y no atreverse a dar un desenlace inamovible. Ya que elijan los lectores con cuál se quedan, ¿verdad? Lo dicho, cobarde.

Con estas palabras parece extraerse que reniego de BTOOOM! y que ha hecho algo horrible. Tampoco es así. La serie de las bombitas fue de mis favoritas durante mucho tiempo y en parte quiero quedarme con eso. Lástima que siempre la he leído con retraso, aunque ahora al final haya habido un arreón que ha ayudado a que pueda comentar su remate casi al ritmo japonés, ya que terminó el mes pasado. Pero pensándolo mucho y analizando los puntos más relevantes de los últimos tiempos, he caído en la cuenta de que hay bastantes más que me han molestado que gustado. Y ser crítico con los aspectos negativos es algo que se me da de cine.

SPOILERS

Como en internet se han puesto las pilas con la traducción en estos meses, hay un montón de tomos pendientes de comentar. Mi factor común favorito de todos ellos es la propiedad curativa de la isla con sus habitantes. Todos los personajes han sido golpeados, mordidos, atravesados, disparados o pisados, y nada de eso les impide correr o mantener batallas entre ellos. Además, una fuerza misteriosa mantiene el impacto de las explosiones al mínimo, impidiendo que dañen a nadie. Algo parecido ocurre con los disparos, esquivando las balas a sus víctimas con suma delicadeza... a no ser que el personaje tenga que morir. Nadie se creyó la muerte de Yoshioka en el agua. Cómo se va a morir por una BIM. Su retorno sirvió para demostrar el poder destructivo del láser de los drones, que por otro lado no matarían a nadie más en toda la serie más allá de un desconocido que pilotaba una lancha. Bueno, sí. A Kaguya le dan con el láser y en el final oscuro muere al cabo de varias horas. A la pobre le ha tocado ser el único personaje que muere desangrado.

Los drones son lo peor que le ha pasado a esta serie. Si ya me parece negativo que se intervenga el juego desde fuera, qué os voy a decir de que aparezcan nuevos jugadores robóticos e inmortales con armas más poderosos. La mejor forma de cargarse todo. Un montón de capítulos para no hacer nada, sólo para molestar y dejar que avance la trama de Perrier y las oficinas de Themis. Mención especial a la chica con orejas de gato que maneja el dron con el sistema de vibración. ¿Era necesario meter a una parodia de personaje así? No, evidentemente. Pero Inoue no pudo resistirse a esta japonesada.

He dicho antes que los jugadores han sido golpeados y no presentan ningún síntoma, pero lo de Kira es ya el extremo. A su pierna mordida por un lagarto añadimos que se le cae un edificio encima y no muestra ningún signo de dolor. A Uesugi se le rompe la espalda y tira hacia delante con una goma atada a la cintura. Bueno, y con analgésicos. Voy a pedirle a mi médico que me recete los mismos. Teniendo esto en cuenta, es normal que algunos personajes descuiden aspectos en la batalla sabiendo que no hay consecuencias. Y sí, quiero hablar de Yuria, la francotiradora rusa que se va a la guerra EN FALDA. ¿Movilidad? ¿Protección? A quién le importa. Sobre todo si puedes cargarte un avión disparando a un kilómetro en vertical hacia arriba. Aunque prefiero flipadas como esa que no aguantar todo el rollito hacker de Perrier e Iida. Mi parte preferida es cuando matan a Tomizawa y no significa nada porque tiene una hermana que hace lo mismo que ella. Vida extra.

Entre los dos volúmenes finales, me quedo con el Dark. No creo que sea mejor, y de hecho creo que está peor escrito, pero es más divertido. En el Light es todo muy normalito, con el derribo del avión y la pierna destrozado de Oda como únicos alicientes. Se cargan a un par de americanos y se ve a Xaviera cayendo en la cuenta de lo que ha estado haciendo todo ese tiempo, pero no mucho más. Ah, y que Ryota y Himiko se casan, pero a mí no me gustan las bodas. El final oscuro se va más de madre y podemos ver la absurda batalla entre Sakamoto y Oda con un ritmo tan trepidante que a Oda le da tiempo a luchar e ir mirando cada poco hacia sus rehenes a ver si alguien intenta salvarlos. Incluso hay un momento en el que va a buscarlos a la gruta de escape sin importarle que Ryota le pueda lanzar un bombazo. Debió aprender el truco de que las explosiones no matan.

No, no lo aprendió. Más tarde se da el fuego cruzado entre él y Sakamoto en el que terminan con una BIM de control remoto delante de cada uno sin saber de cuál es cuál. Un montón de páginas pensando en qué hacer en esa situación para que Ryota elija la peor opción posible. Creo, y espero que todos estéis conmigo, que Ryota podía haber hecho eso que hizo perfectamente dando un par de pasos más hacia atrás y cubrirse de la explosión dejándola fuera de la BIM barrera. Habla de la ventaja de accionar la bomba primero, lo hace y no le da tiempo a alejarse o a activar la barrera justo después de patear hacia delante la BIM frente a él. Menuda chapuza. Así que Sakamoto muerto por imbécil. Recordemos que varios capítulos antes, peleando contra Kira, se libra de una BIM con el temporizador a cero dándole una patada mientras cae hacia ella. Pero ahora no. Vaya por dios.

Termina esto con la revelación de que Himiko es hija de Schwartz a lo Star Wars y muy porque sí. La chica consigue cargárselo y comenzar una vida como justiciera junto a Perrier y sus antiguos compañeros, los cuales la esperan con una cara sonriente muy perturbadora para tratarse de fugitivos que han pasado la peor experiencia de sus vidas hace tan solo unos meses. En fin. Al menos acerté que Oda iba a ser el final boss después de repetirlo durante años. Como hubiera sido un dron, me daba algo.


CONCLUSIÓN

Algo que me había gustado de los orígenes de BTOOOM! es que intentaba ser más o menos realista. Con su punto evidente de ficción, pero sin salirse demasiado de lo que podemos considerar posible en ese universo. Hubo un momento en el que esta perspectiva se perdió, y es a partir de este en el que, pese a pasármelo bien leyendo, cada vez tenía que pasar por alto más y más aspectos que no me encajaban. Y así he llegado hasta el final, con todo eso acumulado y soltándolo ahora de golpe. Me has gustado mucho, BTOOOM!. Pero que ahora mismo incluso el Fortnite te haya adelantado en lo que a organizar un survival en una isla se refiere, no te deja en muy buen lugar.

Nota para Ruff: 7.5

lunes, 10 de septiembre de 2018

Testing Manga 88 - Ribbon no Kishi (La Princesa Caballero)


Publicación: Enero de 1963 - octubre de 1966
Autor: Tezuka Osamu
Género: Romance, aventuras, medieval
Volúmenes: 5

En el Reino de los Cielos, antes de enviar a los bebés a la Tierra, los ángeles se encargan de asignarles un corazón de hombre o de mujer dependiendo del sexo de su cuerpo. Pero el travieso Tink, en uno de sus habituales despistes, comete un error que lleva a Sapphire, la heredera al trono del reino de Silverland, a nacer con ambos corazones. Lidiando con esta particularidad en su interior, Sapphire tendrá que crecer como príncipe de su país para poder heredar el título de rey cuando sea adulta.


TESTING GENERAL

Tras estrenarme en la obra de Tezuka con Lost World hace unos meses, vuelvo a sus lápices en esta ocasión con una de sus creaciones más influyentes: La Princesa Caballero. Conocida en Japón como Ribbon no Kishi (literalmente "El caballero del lazo"), se le considera el primer exponente histórico del género shojo, y un manga en general rompedor con los cánones de su época. Fue la primera ocasión en la que se pudo ver una historia de amor encuadrada dentro de una aventura, además de la revolución que supuso tener a una protagonista femenina (más o menos) con un papel activo y fuerte dentro de su propia obra. Aunque con matices, eso sí.

Es importante aclarar que hay más de una versión de este manga. Originalmente, se trató de una publicación entre 1953 y 1956 que tuvo además una secuela tan sólo dos años después. Por la razón que fuera, Tezuka no quedó totalmente satisfecho con su serie, así que decidió volverla a escribir y dibujar en 1963, añadiendo varias modificaciones y dando lugar a la versión más conocida y extendida de su historia, a la cual me refiero en esta entrada. Uno de sus principales cambios se da en el estilo de dibujo de Tezuka, muy evolucionado respecto a sus primeras series. En esta época, la influencia que Disney había ejercido sobre él es totalmente palpable, con diseños de personajes y animales en la misma línea que aquellas películas de animación del momento. Incluso en la historia se pueden observar estructuras y giros muy habituales en esos largometrajes.

Tras toda esta presentación, pasemos a entrar en materia. Ribbon no Kishi supuso un cambio en el tratamiento de la mujer en el manga, pero hay que tener muy en cuenta que hablamos de Japón en los años 50-60, un contexto más conservador si cabe que occidente en la misma época. Por tanto, esos valores rompedores que se asocian a su protagonista y a las otras mujeres de la obra hay que cogerlos con pinzas. Si se analizan bajo la perspectiva actual, siguen siendo conductas que podríamos considerar machistas. Pero en el momento en su publicación no era así para nada. Roma no se hizo en un día, así que sin duda hay que valorar la aparición de este manga como un gran avance dentro del feminismo en el género aunque a día de hoy este bastante desfasado. Lamentablemente, más de medio siglo después no me parece que la mayoría de los shojos hayan avanzado en la dirección que La Princesa Caballero pretendía. Su revolucionaria aportación al final no lo fue tanto, por desgracia.

En cuanto a la historia en sí, vuelve a notarse la evolución de Tezuka también en este aspecto y sufre un cambio notable respecto a obras anteriores como Lost World, la cual uso de referencia. Dejan de aparecer gags cada dos viñetas y la línea argumental es mucho más clara, con transiciones entre puntos de acción mucho más suaves y diálogos mejor construidos. En definitiva, un gran paso adelante en todas las facetas del autor. Sigue manteniendo algunas estructuras arcaicas, como ese ritmo tan rápido y característico de sus primeras series, y la ausencia de pausas narrativas que ayuden a asentar lo leído. Poco a poco irá puliendo estos aspectos, consolidando su estilo y avanzando hacia un enfoque más adulto, ya que en este momento sus mangas van orientados completamente al público infantil, tanto en el apartado visual como en el argumental. Y con esto en mente es con lo que debemos valorar esta obra, al fin y al cabo.


TESTING CON SPOILERS

Se podría entrar en multitud de spoilers en este manga, ya que pasan tantas cosas y en tan poco tiempo, que prácticamente sucede algo importante cada dos o tres páginas. Pero esta particularidad también conlleva una pérdida de interés ante la mayoría de giros, ya esperados o simplemente banalizados ante tal cantidad de cambios. Me hace gracia la aparición de enemigos de forma absurda, como la bruja, principal antagonista, que quiere el corazón femenino de Sapphire para que su hija sea más bella. ¿Se supone que Sapphire es más bella que la media por su corazón femenino? ¿No lo es por su cuerpo con independencia de qué corazón tenga, ya que posee ambos tipos? ¿Por qué es la única a la que le van quitando corazones con toda esa alegría? ¿Cuando alguien toma uno de éstos tiene dos corazones iguales? Al príncipe Plastic le colocan el masculino y de repente se vuelve valiente y decidido. ¿Pero no tenía uno ya? Sé que meterme en esto es ir más allá de lo que la historia pretende contar, pero me hace gracia. Volviendo a los enemigos absurdos, la palma se la lleva por supuesto Venus. Quiero pensar que aparece para alargar la historia cuando todo el pescado estaba vendido, porque tela. Vencida por su propia maldición estúpida, además.

Centrémonos ahora en la figura de Sapphire, el estandarte del manga. Una de las mayores virtudes que se le atribuyen a esta obra es el carácter osado de la protagonista, acostumbrados a mujeres en este medio que apenas eran acompañantes de los hombres. Pero si nos paramos a pensar, ¿es realmente Sapphire tan rompedora como se nos quiere hacer ver? Los instantes en los que demuestra mayor resolución coinciden con los que lleva en su interior su corazón masculino, y no es hasta el final donde actúa por sí misma sin tenerlo. Incluso hay una ocasión en plena batalla en el que Tink debe devolvérselo ya que no es capaz de luchar sin él. Menos mal que esto se soluciona durante el último tercio de la historia. Pensemos también en cuál es el detonante por el cual Sapphire, que hasta bien avanzados los capítulos no muestra preferencia por un sexo u otro pese haber nacido mujer, se decide a elegir uno de los dos. No es por otra razón que el amor por Franz Charming. Esto nos lleva a contemplar cómo finalmente, por mucho empoderamiento que se quiera demostrar en la mujer protagonista, no deja de condicionar su destino por algo que hemos visto tantas veces en la ficción: un hombre. Como ya he apuntado, hay que matizar mucho el contenido feminista de esta narración. Y, por supuesto, entenderlo dentro de su contexto histórico y social.

Termino con dos detalles más ligeros. El primero, hacer mención al personaje de Hécate, para mí el más interesante del manga por su posición neutral. Como hija de la bruja, contribuye a alguno de sus planes, pero en el fondo no tiene ningún interés en ellos e incluso ayuda a Sapphire sin intención de recibir nada a cambio. Es difícil encontrar en este tipo de historias personajes que no estén polarizados dentro del esquema bueno-malo, así que ha sido para mí una agradable sorpresa encontrármelo. Además, me gustaba su diseño inicial, más cercano a lo japonés que a lo Disney, y produciendo un interesante contraste entre estilos. Lamentablemente, esta diferencia se fue difuminando a medida que aumentaba su aparición. Y el segundo de estos dos detalles, y que no puedo dejar sin mencionar, es la aparición de referencias de obras clásicas como Hamlet, Cenicienta, La Bella Durmiente, o, la que más me ha gustado a mí, El Lago de los Cisnes. No es ni mucho menos una práctica compleja, pero creo que está bien llevada a cabo y funciona estupendamente.


VALORACIÓN

Dibujo: 7. El estilo narrativo Disney que desarrolla Tezuka tiene en sus diseños la misma línea, lo que hace encajar historia e imagen de manera adecuada.
Línea argumental: 4. No va a ningún lado. Se trata de una sucesión de problemas sin apenas pausa y a los que poco a poco se van poniendo solución a duras penas.
Personajes: 5. En esta época aún no se ha avanzado mucho en el desarrollo de los mismos, pero se perciben los primeros detalles.
Duración: 6. Se me ha hecho un poco larga, sobre todo en la etapa final con la típica amnesia de manga. Se ve que ya viene de lejos.

Nota para Ruff: 5

Como me pasa con la mayoría de obras antiguos, no puedo recomendar la lectura de La Princesa Caballero a un lector estándar. Sólo lo haría en los siguientes dos casos. Uno de ellos es que esa persona esté más o menos avanzada en el mundillo del manga y quiera comprobar de primera mano sus orígenes, a la cual animaría a leerse este manga y todos los que quisiera de la época, entendiendo que prima más en ella el conocimiento y la curiosidad que el entretenimiento puro. El otro caso es que esa persona sea un niño, de unos 10 años aproximadamente, ya que creo que es el público al que este manga está perfectamente dirigido. Fuera de estas dos excepciones, diría que hay cosas mucho mejores que leer. De todas formas, seguiré con Tezuka hasta encontrar uno de sus mangas que me haga cambiar esta opinión sobre él. Y estoy bastante convencido de que lo encontraré.

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Testing Manga 87 - Dr. Stone


Publicación: 6 de marzo de 2017 hasta la actualidad
Autor: Inagaki Riichiro (historia), Boichi (dibujo)
Género: Aventura
Volúmenes: 7 en la publicación de esta entrada

La humanidad entera ha sido convertida en piedra. Millones de personas transformadas en estatuas ocupan las calles de los pueblos y ciudades mientras la naturaleza y el transcurrir del tiempo se abren paso en la Tierra. Casi no puede ni reconocerse la mano del hombre en el planeta cuando Taiju logra destrozar su pétreo envoltorio tras más de 3000 años enfocado en despertar. Pero ni siquiera fue el primero en hacerlo. Su amigo Senkuu, un proyecto de inventor, también supo mantener su mente despierta contando todos los segundos que pasaba petrificado. Ahora será su trabajo volver a llevar su hogar al mundo moderno que se suponía que era y alzar de nuevo el reino de la ciencia.


TESTING GENERAL

Me resulta muy difícil escribir sobre cosas que realmente me gustan. Siempre me da la impresión de que mis palabras no son todo lo justas que deberían con la obra a la que se refieren. Es mucho más fácil echar mierda de productos malos. Por eso he tardado tanto en escribir sobre Dr. Stone, uno de los mangas que desde hace tiempo cojo con más ganas entre mis lecturas semanales. Y digo que me va a costar escribir sobre él porque no estoy del todo seguro de que se trate de un manga bueno. Me refiero a bueno de verdad. Pero es divertidísimo. Además, de una manera que ni siquiera logro explicarme.

La premisa de Dr. Stone es muy sencilla. Básicamente, consiste en ver a Senkuu inventando cosas. Listo. Todo lo demás sirve para darle un contexto a esos inventos y dirigir la historia hacia algún lado que anime a Senkuu a inventar más cosas. Para ello, también se le ha rodeado de una gran variedad de divertidos y pintorescos personajes que condicionan y colaboran en sus invenciones. Aliados a los que sorprender, ayudar y apoyar, y enemigos a los que superar y derrotar. Un poquito de trasfondo por aquí, algún momento emotivo por allá... E inventos y descubrimientos por todos lados. Esto es lo que hay.

¿De verdad puedes basar un manga en un chaval destilando productos químicos y recogiendo minerales? Parece ser que sí. Y si necesitas argumentos, podemos irnos a los autores. El guionista es nada más y nada menos que el por mí idolatrado Inagaki Riichiro, a cargo de la historia del fantástico manga Eyeshield 21. Si deciros que el encargado del que para un servidor es el mejor manga deportivo de la historia no es suficiente, vayámonos también al dibujo. Boichi pone en esta ocasión sus lápices al servicio de un guionista tras muchos años al cargo de sus propias obras. Acostumbrado a un estilo más cercano al realismo, en Dr. Stone se acerca de formidable manera a un tono más infantil, simplificando sus diseños y exagerando los detalles característicos del manga shonen. La combinación funciona a la perfección y consigue ser realmente graciosa cuando se lo propone. Ambos saben de sobra dónde hay que exagerar y crear el contraste.

Quisiera hablar de los puntos negativos del manga, pero no sé muy bien cómo hacerlo. Es evidente que los procesos de invención no son tan sencillos como se muestran, y que la probabilidad de poder reunir tantos materiales es muy cercana al cero por ciento. Pero todo me parecen licencias cómplices con el lector para poder enseñar lo que es divertido. Ya sé que un horno hecho con cuatro piedras no puede llegar a alcanzar esas temperaturas infernales que nos muestran, ni que el idioma no puede mantenerse igual tras haber pasado milenios. No me importa, de verdad. Dame diversión y te perdono.


TESTING CON SPOILERS

He hablado mucho del pilar que suponen los avances tecnológicos en este manga, pero quiero aclarar que estos no significan nada sin la ayuda de los personajes. Quisiera mencionar aquí a los dos o tres mejores, pero me es imposible con un elenco tan coral. Sí que quiero destacar en un nivel diferente a Senkuu, un protagonista de los buenos, de los que son capaces de echarse su serie a la espalda y que sean los demás los que le siguen. Pero con él está Chrome, el aprendiz de científico que complementa tan bien a Senkuu; está Kohaku, la guerrera que también cumple el papel de inocente e ignorante ante la ciencia; está Suika, adorable detective rodando en su casco de sandía; está Kinrou, honesto y poderoso (qué gran momento usando el casco de Suika); está Ginrou, cobarde y mezquino; está el anciano Kaseki, emocionándonos a todos mientras vive su segunda juventud... Los quiero muchísimo a todos. También tenemos unos peldaños más abajo a Gen, Ruri o Magma, personajes que no me gustan tanto pero que también son importantes.

Como esto es una historia, también tenemos enemigos. En este caso es el bando de Tsukasa, el rival necesario para hacer avanzar una trama y que Senkuu no base sus búsquedas únicamente en mejorar su día a día, sino también en derrotarle. Tsukasa tiene una fuerza enormemente ridícula incluso para este manga, lo que lo coloca como una entidad casi invencible y justifica de alguna manera que Senkuu tenga que tomar las mayores precauciones posibles. De hecho, su inteligencia tampoco se queda muy por detrás, provocando una batalla de poder e intelecto en la que el Reino de la Ciencia tiene todas las de perder. Pero tranquilos, es un manga shonen. Probablemente gane sin derramar sangre. Con Tsukasa están, además de unas muy buenas segundas espadas como Hyouga o Homura, los infiltrados Taiju y Yuzuhira. Particularmente, agradecí mucho que estos dos personajes dejaran de aparecer. Creo que le hacían flaco favor a Senkuu y no dejaban al protagonista lucirse. De hecho, creo que el manga empieza a ser divertido cuando se separan. Hasta ese momento, incluso me había parecido una serie aburrida.

La historia nos deja actualmente en el ataque del Reino de la Ciencia al grupo de Tsukasa para rescatar a Chrome. El joven científico se ha podido escapar de una forma bastante absurda pero que le perdonamos por el bien de la diversión. A partir de aquí no sé si comenzarán el plan del teléfono y la voz de Lillian, o si de alguna manera se truncará todo. Ukyo parece esconder algo y no sabemos por qué, así que no me atrevo a aventurar por dónde nos llevará nuestro camino a partir de aquí. Quiero añadir que todo esto no es que me importe en absoluto. Para mí el argumento debe estar supeditado totalmente a las ocurrencias de Senkuu. Así que Inagaki, Boichi: haced lo que queráis. Pero no quiero terminar sin mencionar el momento de Kinrou pensando en traicionar a todos durante el torneo amañado para elegir jefe de la aldea. Qué risa.


VALORACIÓN

Dibujo: 10. Boichi ha decidido bajar al mundo del shonen, con muchas más restricciones creativas, y ha conseguido adaptar completamente su estilo al que la historia de Inagaki necesitaba. Extraordinario.
Línea argumental: 5. Motor que hace necesario inventar cosas. Me da un poco de miedo que pueda olvidarse de esta parte y querer tener más peso. No lo necesitamos.
Personajes: 10. Excelente protagonista, maravillosos secundarios y necesarios enemigos.
Duración: 9. ¿Quizás va un poco más rápido de lo que sería ideal? Me veo que dentro de un año comentando que ya tienen naves espaciales.

Nota para Ruff: 9

Tenía la idea de terminar buscando cuántas veces había escrito "divertido" o derivados en esta entrada y han sido seis veces. E incluso le voy a sumar una más. Dr. Stone tiene la gran virtud de ser tan divertido que da un poco igual todo lo que lo rodea. Esto también trae consigo un riesgo: si en algún momento baja aunque sea un poco el nivel en este aspecto, todo el manga se verá afectado muy negativamente por ello. Esperemos que no ocurra.